La financiación ilegal y el fraude de Endesa

Financiación ilegal y fraude de Endesa
Financiación ilegal y fraude de Endesa

No se bien porqué nadie se atreve a escribir lo que voy a relatar. ¿Qué van a hacer? ¿Cortarme la luz? Bueno, es un riesgo que estoy dispuesto a correr porque no acabo de entender que narices pasa en este país en que parece que a nadie le importe un rábano que las grandes empresas abusen, de manera continuada, de nuestra buena fe y confianza cuando le damos nuestros datos bancarios.

Pero quiero empezar por el principio: la denuncia. Quiero denunciar públicamente que Endesa (y probablemente el resto de la empresas del sector también) cometen un fraude continuado a sus clientes y además se financian a corto plazo de manera ilegal. Disculpen que no atine a saber cual de todas las “Endesas” diferentes que existen hoy en día sea la que comete el fraude y la financiación ilegal, pero es que han conseguido de sobra su objetivo conmigo: no tengo ni idea de cuantas “Endesas” hay y desconozco absolutamente cual es la que atiende mis servicios, cuentas, suministros, etc. Creo que tenemos que tener en cuenta, por lo menos,  a Endesa Generación, a Endesa Comercialización y a Endesa XXI, que creo que es lo que ponen los recibos que mandan a mi banco, pero no me pregunten cual de ellas es responsable de qué. Para mí, obviamente, todo esto es una sola empresa con una cara de cemento armado: Endesa, y el resto una misteriosa nebulosa de sociedades que se pasan la patata de una a otra cuando uno llama por cualquier motivo.

Vamos a relatar el fraude en primer lugar. En un local en el que hay unas oficinas que no están al uso, tenemos un contrato de suministro eléctrico con Endesa. La potencia contratada es de 6,9kW, o sea, 6.928 vatios de consumo instantáneo máximo. Como esta oficina dispone de máquinas de aire acondicionado que funcionan en trifásica (tres fases y un neutro), la instalación y el contador de luz son trifásicos. Este contador es de los nuevos, de los que tienen telegestión y limitación, para que Endesa pueda leer el consumo sin venir por aquí y limitar el consumo instantaneo en función de la potencia contratada. En teoría, si excedo el consumo contratado de 6.928 vatios, el contador corta automáticamente la electricidad.

Se trata de una oficina con una instalación moderna de electricidad, con diferentes cargas repartidas en cada una de las fases y con suficientes circuitos segmentados con sus correspondientes diferenciales. Cuando está a pleno rendimiento tiene más de 40 puestos de trabajo, pero desde hace muchos años, esta oficina está cerrada, de ahí que la potencia contratada ahora sea relativamente baja. Quiero decir, además, que la empresa que hizo la instalación eléctrica no sólo es una de las mejores empresas de su sector, sino que para colmo es agente oficinal de Endesa. Pues bien, en esta oficina cerrada en la que no hay enchufado de manera constante más que un receptor del mando a distancia de las persianas eléctricas, una nevera, una centralita y un router, soy incapaz de encender las luces sin que salte el maldito contador y me corte la corriente. Encender toda la iluminación es suficiente para que el contador salte. Obvia decir que la iluminación no llega, ni por asomo, a tener un consumo cercano a los 6.928 vatios que tengo contratados y pago religiosamente. Yo creo que más bien debe estar cercano a los 1.500 vatios cuando se enciende por completo todas las luces.

He llamado a Endesa, puesto reclamaciones y exigido que venga un técnico a revisar el contador, y todo lo que he recibido ha sido una carta estándar en la que me dicen que “no han podido encontrar ninguna anomalía referente a mi reclamación”. Mentira. No han venido y no han mirado.

Después de mucho indagar, descubro que los contadores trifásicos no miden el consumo instantáneo total, sino el consumo por fase. ¿Qué es lo que hace Endesa que es a todas luces un fraude absoluto? Divide mi potencia contratada entre 3 y llega a la conclusión de que hay que programar el contador si alguna de las fases supera los 2.000 vatios aproximadamente, menos de un tercio de mi potencia contratada. Yo pago por 6.928 vatios y sin embargo ellos me cortan, teóricamente, en unos 2.000, pero dudo mucho que sean 2.000 vatios lo que consumen mis pantallas fluorescentes y aún así el contador me corta la corriente .

Con esta información llamé nuevamente a Endesa y no sólo no lo negaron, sino que me dijeron que esto es un problema de mi instalación porque me tengo que asegurar que el consumo está perfectamente dividido entre las fases. Si bien esto puede considerarse una buena práctica, no hay ninguna normativa que indique que esto es mi obligación. Yo pago una potencia y la consumo como me da la gana, siempre y cuando no suponga un riesgo para la red como es lógico. Aún así, mi instalación -realizada por una empresa de primerísimo nivel, agente de Endesa- está perfectamente dividida y el consumo, cuando se pone en marcha la oficina y está a pleno rendimiento, dividido perfectamente entre las fases. Eso no quiere decir que el consumo de la iluminación esté perfectamente dividido entre las tres fases ni que el consumo de los ordenadores esté perfectamente divididos entre las tres fases, sino que, en general, el consumo total del local cuando está todo en marcha está dividido entre las tres fases para que no haya una fase que reciba ostensiblemente más consumo que la otra.

Pues bien, llevo meses soportando esta situación y no parece haya nada que pueda hacer salvo seguir pagando por una potencia contratada que es tres veces superior al límite de consumo que Endesa me tiene establecido. Obviamente, la solución que me da Endesa cada vez que llamo es que aumente la potencia contratada, pero cabe recordar que si la aumento, además de pagar más de manera mensual, sólo me beneficiaré de un tercio de dicha potencia contratada. Lo que Endesa persigue con esta medida es asegurarse un aumento de sus ingresos recurrentes que no le suponen aumento de coste alguno. Así es como Endesa comete un fraude en mi contrato (me cobra una cosa y me da otra) y supongo que en otros pocos millones de contratos, pero nadie hace nada al respecto. Esto me cabrea, me enerva, pero no es nada comparado con lo siguiente que quiero contar: la financiación ilegal de Endesa a corto plazo.

Factura de Endesa con Lecturas Estimadas
Factura de Endesa con Lecturas Estimadas

Resulta que me llega una factura de este mismo local en el que existe -como he dicho antes- un contador con telegestión. Esta factura supera holgadamente mi factura habitual, que como he dicho se limita a un consumo mínimo de unas cuantas cosas enchufadas. Ni calefacción, ni cocina eléctrica, ni calentadores de agua, ni grandes electrodomésticos, ni consumos continuados significativos, ni en general nada que haga engordar mi factura. Miro bien la factura a ver que he roto para que me cobren semejante cantidad y descubro que es otra vez una lectura estimada. Si, si, estimada con el culo, pero estimada. Esta empresa tiene un histórico de mi consumo y por lo tanto lo tiene súper sencillo para estimar mi consumo de cualquiera de las 50 formas distintas que se me ocurren con cierto rigor científico. Sin embargo, estiman que este ciclo he venido a consumir más o menos el doble que el anterior y mucho más de lo que vengo consumiendo como un reloj todos los meses previos. En otras palabras, mi factura habitual es de 100€ y esta es de prácticamente 200€. ¿Casualidad que se equivoque hacia arriba? Lo dudo. ¿Casualidad que el error sea del 100%? Lo dudo más todavía. En el propio gráfico de la factura se ve con meridiana claridad la aberración de factura que me han emitido. ¿Adivina lo que son las rayas grandes que aparecen de repente ciertos meses? En efecto, son lecturas estimadas con el culo. Pero lo que no se me escapa es que el contador de marras, el que me corta fraudulentamente la electricidad cuando paso de un tercio de la potencia contratada (y pagada), tiene telegestión. ¿Qué demonios hace Endesa cobrándome un consumo estimado si pueden saber, a ciencia cierta, mi consumo real? Es sencillo: se financia a corto plazo de manera ilegal. No, no sólo con mi factura, que es una nimiedad, sino con la de miles o millones de consumidores más que reciben este tipo de alegrías una vez al mes o cada dos meses. ¿Quién sabe cuantos millones de consumidores reciben facturas así? Yo, desde luego, las recibo con cierta periodicidad como muestra el gráfico de la factura (pinchar en la foto para ampliar). ¿Qué le parece la estimación de Enero? No está mal, ¿eh? Mi hijo de 7 años podría estimar mejor mi consumo mirando el histórico que los superordenadores de facturación de Endesa.

Soy consciente de que puedo reclamar -de hecho lo hice el mismo día que me llego la factura con el número de referencia que se ve apuntado en la propia factura, sin que nadie me haya contestado todavía- y soy consciente que tengo derecho a que me devuelvan el importe cobrado de más o me hagan un abono en la próxima factura. Pero, ¿porqué demonios tengo yo que soltar 100€ por adelantado y esperar abonos o reintegros dentro de varias semanas? Como creo que no tengo porqué hacerlo, he devuelto el recibo y les he dicho que lo pagaré cuando el consumo se ajuste a la realidad. Estoy hasta las narices de que cualquiera meta mano en mi cuenta y luego pregunte. Harto. En casi siete años viviendo en Estados Unidos jamás una empresa hizo un cargo en mi cuenta. Yo tenía allí un apartamento alquilado, contratos de electricidad, agua, televisión por cable, comunidad, club deportivo, financiación de vehículos, seguros, tarjetas de crédito, etc. Nunca jamás tuve que dar mi número de cuenta a nadie para nada. Todas estas empresas me mandaban una factura con un sobrecito pre-franqueado para que yo les devolviese un talón firmado. Si había cualquier problema en la factura, al recibirla podía llamar en cualquier momento antes de pagarla para que la rectificasen. Aquí primero pagas, luego luchas para explicar a una tropa de agentes telefónicos repartidos por todo Latinoamérica cual es el problema que tienes y después esperas, muy pacientemente, a que se produzca algún día un abono de lo que te han cobrado de más si es que alguno de los lumbreras con los que has tratado de comunicarte se ha enterado de algo.

Dice Endesa en su web que tiene en España y Portugal unos 11,5 millones de clientes. No distingue entre un país y el otro. Nos hermana amablemente así que yo usaré sus datos de este modo, conjunto. Supongamos, siendo conservadores, que cometen este pequeño descuido de cobrarle el doble cada mes a un 20% de sus clientes, y que el consumo medio, ponderando empresas y particulares, es de 100€, por hacer números redondos. Cada mes, Endesa se estaría financiando con 100€ extra de 2,30 millones de clientes, o sea, obtendría liquidez gratuita por valor de 230 millones de euros. Dicho así quizás no parezca mucho para la magnitud del negocio de Endesa, pero que me inyecten a mí 230 millones de euros todos los meses en mi cuenta, aunque luego tenga que devolverlos al mes siguiente. Le garantizo que le sacaría rendimiento a ese dinero aunque sólo fuese a base de intereses a corto plazo en el banco.

Lógicamente, estos números son meras elucubraciones, pero si hay alguien leyendo este artículo que jamás haya recibido una factura estimada al alza, que por favor lo indique en los comentarios. A mí desde luego me sorprendería. Jamás he recibido una factura cuyo consumo estimado fuese igual o inferior al real, jamás. Pero Endesa no es la única. El último recibo -que también he reclamado- es el del gas ciudad. Hace meses que Gas Natural no viene por aquí a leer el contador. Lo se porque ni siquiera deja el papelito para que llamemos nosotros para dar el consumo. Simplemente, no viene. Luego, en su factura (y en el recibo que mandan al banco) estiman lo que les da la gana y nosotros a llamar a países lejanos de medio continente para que alguien se aclare con nuestra reclamación. Llamadas por cierto, a números 902 que no están incluidos en nuestros planes de precio y cuyo sobrecoste para el usuario final financia en buena medida la operación de los call center en Latinoamérica.

De este modo, y volviendo al caso de Endesa, cobrando por un servicio que no llega a prestar -la potencia contratada- y financiando su tesorería con unos pocos cientos de millones de euros -o quizás más, no lo sé- de manera absolutamente amoral, es como actúa Endesa, al menos en este país. Ellos, doblemente indecentes por hacerlo en las circunstancias actuales que tenemos en España y nosotros, doblemente idiotas por permitirlo. En cualquier país civilizado rodarían cabezas. Aquí, si acaso, rodará la mía por denunciarlo. Y es que me parece escandaloso que algunos de los más famosos políticos que ha dado este país estén colocados en altos cargos de estas empresas, de manera casual, supongo. Bueno, quizás no.

Anuncios

6 respuestas a “La financiación ilegal y el fraude de Endesa

  1. Quijote contra molinos de viento, vivimos en un regimen feudal en el que somos vasallos de los nuevos señores, agencias tributarias, oligopolios, etc.

    Que vivan los proscritos!

    • Que Endesa nos tima doy de yo también:
      En octubre me mudé a un apartamento que tiene todo eléctrico
      Como yo sola consumo poco y paso días del mes en Barcelona pensaba que las facturas serían más baratas que las que pagaban los antiguos inquilinos…pero pago lo mismo y eso que he cerrado la calefacción de acumuladores de calor con “tarifa nocturna”.
      Mirando bien las facturas con el dueño, lo que sale más caro no es lo consumido, sino los alquileres de contadores modernos y los varios impuestos y tasas!
      Pues con lo visto y dado que no tengo libertad para cambiar instalaciones, pedí ayuda a los Servicios Sociales porque estoy enferma y mis ingresos son limitados. Los asombroso no paran con Endesa:
      Primero, el dueño de estos apartamentos me hizo el favor de poner a mi nombre el contador y las facturas y yo, llamé a Endesa pidiendo que me bajas en la potencia contratada para poder acceder al “bono de pobreza energética” me informaron que cambiar de nombre era gratuito y el cambio de potencia costaba 9 €.
      Pues bien, en enero pago la factura anterior a ese cambio por un importe de 147 y pico €. pero a los pocos días, me mandan otra de 164 y pico € y yo alarmada reclamo al Banco que devuelva esa factura porque es sin duda un error! Aún así, Llamé de nuevo a Endesa para aclararlo.
      Según ellos, con voz sudamericana, lo que se me cobra es el cambio de factura, unos 37€ de una nueva ley por cambio de nombre, y la diferencia de días ( unos 15 días) entre el cierre de un inquilino y el mío! y sube más, supongo yo; porque me cobran por esos pocos días todo el alquiler, tasas e impuestos que solemos pagar cada dos meses…y ellos tan campante!!! Les dije que no pagaría esa factura porque es a todas vistas ilegal, que ma habían dicho que el único cobro era de 9€, que en su página hacen la publicidad de que no hay costes por cambiar de nombre, de modo que la revisen, me cobren la parte proporcional de alquileres de equipos, tasas e impuestos relativos a esos escasos días y con el resultado final, me adjunten la factura de marras sin estafas dentro de dos meses junto con la siguiente factura…(todo esto dicho con respeto pero con notable indignación)…pues verán: a los dos días y sin decirme nada, volvieron a presentar la factura en mi banco…y mi banco, viendo que era la misma, la devolvió.

      Me fui con la factura de marras a mi Trabajadora Social. Me dijo que ella no podía hacer nada, y que tampoco podía darme el bono de pobreza energética porque mis facturas están en una comercializadora de Endesa y el gobierno no las acepta!!!
      Vuelvo a llamar a esas voces dulces Suramericanas de Endesa…y me dicen: ah! pues si usted desea pasar a otra modalidad diferente, esto también generará cambio de facturación con su consiguiente gasto parecido al que aún nos debe!!! O sea, así nos tratan en Endesa a los que necesitamos que nos ayuden con los gastos de electricidad… de momento aún no me han cortado la luz…pero esas facturas extras, no puedo pagarlas ni tampoco los Servicios Sociales de este Pueblo de Girona piensa ayudarme…quieren que me marché de este Pueblo! dice la “buena Sra.” que con mis ingresos no tengo derecho a vivir aquí…y eso que estoy aquí por Consejo de los Servicios Sociales de Barcelona porque estando enferma y sin poder trabajar, Barcelona no dispone de pisos de protección oficial para los que la enfermedad nos deja sin poder cubrir los gastos que teníamos… Chimpón!!!
      Y menos mal que he sido una mujer que he criado y dado estudios a dos hijas sin ayudas de nadie y que a día de hoy están cotizando!!! y que son ellas, las que cada mes ponen de su bolsillo para que pueda comprar alimentos especiales, medicamentos y lo que haga falta! quitándoselo de cosas que también ellas precisan porque ni la Seguridad Social, ni los Servicios Sociales ni el endemoniado Gobierno, ni mucho menos Endesa y Eléctricas en general, creen que los parados y/o enfermos tengamos ya dignidad de seguir viviendo…
      Ohhh…cuanto amo a mi España…vivan los derechos básicos y la igualdad que tan bien defendidos están. Vivan las madres que hemos dado Todo, pero que a la postre, no tenemos derecho a nada…

  2. Supongo que por “Encender toda la iluminación es suficiente para que el contador salte.” no significará que la enciendes (digamos en el cuadro de interruptores general) toda a la vez, ¿no? Porque, no sé los modernos, pero los cebadores antiguos suponían un pico considerable al encender…

    En fin, timo, timo es lo que hicieron con la tarifa nocturna, metiéndole trifásica (sin ninguna máquina trifásica que justifique el interés para el consumidor) a todo quisque en viviendas unifamiliares engañándoles con que no pagaban la potencia nocturna de su calefacción por acumuladores para posteriormente pasar a estafarlos cobrándosela. Obviamente desde esa situación lo que hay que hacer es pasar a monofásica (y pasar de los acumuladores a bomba de calor, clima mediante).

    Sobre la estafa continuada de las eléctricas hay blog específico (vía Antonio Sánchez).

    Un saludo.

  3. Y como os quedais, una lectura estimada del gas durante cuatro años seguidos?? y eso que los contadores del gas estan en zona comunitaria.

  4. A mediados de agosto de 2017, me cambiaron el contador antiguo por uno de Telegestión después de un mes en diciembre recibo una factura de mas de 1000kw, de consumo estimado, me desplazo a la vivienda en cuestión (es una vivienda que no habitamos), y observo que el contador esta con todas las luces y la pantalla apagada, llamé a Endesa, vinieron a cambiar el contador y este parece ser que si que funciona, pues después de aproximadamente 2 meses marca 5 kW, ellos me han pasado al cobro ya por segunda vez la factura y les he devuelto el importe y he llamado 4 veces explicando que es una vivienda que no habitamos y el único consumo es cuando voy a limpiar, tan difícil es entender el tema, les he ofrecido a que me envíen un técnico para que conprueben la veracidad de la situación, pues su ultima respuesta es la amenaza de corte de sumistro.
    Si pago esta factura, y después actúan correctamente, y regularizan según vallamos consumiento, con el consumo que tenemos, podemos estar años.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s