El buen zahorí

El buen zahorí
El buen zahorí

A la vista de las últimas facturas de agua que he recibido he decidido investigar un poco la posibilidad de hacer un pozo y al menos regar el jardín y rellenar la piscina con agua de dicho pozo. Como es lógico, he comenzado mis indagaciones preguntando a amigos que ya tienen pozo acerca del proceso tanto de localización del emplazamiento adecuado, como de perforación y canalización, así como de su posterior legalización y costes.

Digamos que de todo el proceso, lo único que me llama poderosamente la atención es que todos coinciden en la importancia de escoger a un buen zahorí y, curiosamente, todos me recomendaron al mismo. Llamémosle figurativamente Paco, que es como se llama en realidad.

Don Francisco, Paco para los amigos, vino ayer a hacer una prospección en mi casa y decirme si había agua en el subsuelo o no, y dónde y a qué profundidad se encontraba. Admito de antemano que no tenía muy claro lo que era un zahorí, pero si que me esperaba algún tipo de artilugio, más o menos sofisticado, para “detectar el agua”. A Paco se le había olvidado su “herramienta” así que, ni corto ni perezoso, me pidió un trozo de alambre que retorció hasta darle una forma parecida a una “y” invertida con el palo vertical corto.

Ante mi asombro, empezó a dar vueltas por los exteriores de la casa con el artilugio inmovil y la mirada perdida al frente. Yo esperaba que el notase algún tipo de ligera “vibración” que le indicase la presencia del líquido elemento, pero lo que ví en persona superó todas mis expectativas. Ante mi asombro, el alambre inerte daba unas sacudidas espectaculares al pasar por ciertos sitios, y Paco iba depositando, cual plebeya romana, pétalos de una flor de pacífico que previamente había cogido. De manera que en cuestión de un minuto había trazado, a base de pétalos, un pequeño mapa en el suelo “donde se cruzaban los torrentes subterráneos y sería preferible realizar la excavación. Me indicó además que, de los dos torrentes que se cruzan, uno está a unos 80 metros y el otro a unos 150 metros de profundidad y que es probable que haya cuevas entre ambos.

La Nasa, el MIT, la ONU, la OMS y todo tipo de organizaciones con recursos económicos casi ilimitados no son capaces de solucionar los problemas de agua en el mundo y Paco, el del alambre, no sólo encuentra agua sino que además sabe en que dirección va, a que profundidad está, y donde se “cruzan” los “ríos subterráneos”. Según el mismo me dijo, el no puede detectar agua estancada, sólo agua en movimiento. Cuando le pregunté si no existía algún aparato más sofisticado me dijo que “salvo que los Americanos tengan uno, el no conoce otro que no sea la rama (o en este caso el alambre)”.

¿Qué os puedo decir? Yo soy de ciencias. A mí esto me pareció más paranormal que normal así que empecé a recapacitar sobre lo que había presenciado e inmediatamente deduje lo siguiente: soy el tipo más afortunado del planeta dado que dos ríos subterráneos han ido a cruzarse justo en el lugar de mi parcela dónde el camión de perforación podría realizar su función en mejores condiciones. No sólo eso, sino que además lo ha hecho en un lugar donde hay corriente trifásica, que viene muy bien para una bomba de extracción y acceso directo al algibe, que también viene bien para llevar el agua extraida a algún sitio…

Como no podía ser de otro modo, realicé una búsqueda sobre zahoríes y sus herramientas y descubrí algunas cosas muy interesantes, que voy a compartir. Para empezar, no existe ciencia alguna tras los trabajos de los zahoríes. De hecho, en youtube hay infinidad de videos que demuestran a base de experimentos que los zahoríes aciertan en sus predicciones una de cada seis veces cuando se les esconde bajo cajas o alfombras lugares donde hay agua y lugares donde no. Pura ley de probablidad.

Pero no sólo descubrí eso, sino que descubrí otras cosas aún más interesantes como que, por ejemplo, no existen los torrentes subterráneos, sino que el agua está estancada, a más o menos profundidad, formando grandes balsas. De ahí que mis amigos recomienden encarecidamente a Paco. Si el agua está estancada formando grandes balsas y Paco le ha hecho un pozo a una persona, sabe que también habrá agua en casa de los que vivimos cerca de esa persona. Es más, sabe a que profundidad está el agua porque ya ha perforado anteriormente. De este modo, cuantos más pozos hace un zahorí, mejores se vuelven sus predicciones.

Curioso caso el de un amigo que me dijo que en su casa acertó incluso con que había cuevas subterráneas y, mira por donde, a mí me predijo lo mismo anoche. Esto si que es para nota! Sin embargo, leyendo un poco, descubro que el agua estancada disuelve ciertos minerales y forma cavidades subterráneas, especialmente en terrenos de roca caliza como en el que vivimos nosotros!

Pero es el último descubrimiento el que más me ha gustado y el que más interés tengo en compartir. Hay una persona llamada James Randi que incluso tiene su propia fundación y canal de youtube que lleva muchísimos años desenmascarando públicamente todas las pseudociencias a base de realizar experimentos públicos con los supuestos pseudocientíficos y demostrando que no hay nada tras sus supuestos poderes. Como no podía ser de otro modo, uno de sus desenmascaramientos ha sido el de los zahoríes.

Dicho todo lo anterior y, en consecuencia, entendiendo que los zahoríes son buenos por su experiencia y no por sus “poderes”, que nadie dude que si acabo haciendo el pozo me lo hará Paco, el buen zahorí.

Anuncios

Manual de Instrucciones

Instrucciones Absurdas
Instrucciones Absurdas

No recuerdo exactamente cómo, pero esta mañana he acabado dándole vueltas a la importancia de leerse los manuales de instrucciones. Los que me conocen bien, saben que soy, en ese sentido, una ratón de biblioteca. En el mundo de la mecánica y la tecnología, siempre he pensado que tanto ingeniero diseñando acaba por dejar las cosas complejas sencillas y las sencillas complejas. Al leer un manual de instrucciones, aparte de aprender a manejar un cacharro en condiciones, uno puede llevarse curiosas sorpresas.

Por ejemplo, el manual de la moto BMW F800GS y el de la BMW F800R dice que para llenar el depósito de gasolina, la moto debe estar apoyada en la pata de cabra y no en el caballete. En efecto, si intentamos llenarlas con el caballete comprobamos que entran unos 3 litros menos que si la llenamos apoyada en la patilla, que en una moto de 16 litros de capacidad es cerca del 20%. Me pregunto cúanta gente tiene esta moto y nunca ha podido llenar el tanque porque no se ha leído el manual.

En un tono menos solemne diré que el manual de mi microondas Whirlpool recomienda, con un sencillo dibujo, no secar al gato dentro. Aquí os dejo una recopilación de lindeces encontradas en manuales de instrucciones, que son el objetivo del post de hoy.

1. En una caja de jabón Dove:
– INDICACIONES: UTILIZAR COMO JABÓN NORMAL.

2. En algunas comidas congeladas Findus:
– SUGERENCIA PARA SERVIR: DESCONGELAR PRIMERO

3. En el postre Tiramisú marca Savory (impreso en la parte de abajo de la caja):
– NO DAR LA VUELTA AL ENVASE.

4. En un paquete de una plancha Rowenta:
– NO PLANCHAR LA ROPA SOBRE EL CUERPO.

5. En el manual de un teclado RAZOR Keyboard XP:
– SI SU TECLADO NO FUNCIONA, ESCRÍBANOS UN E-MAIL

6. En un jarabe contra la tos para niños:
– NO CONDUZCA AUTOMÓVILES NI MANEJE MAQUINARIA PESADA DESPUÉS DE USAR ESTE MEDICAMENTO.

7. En un cuchillo de cocina coreano:
– IMPORTANTE: MANTENER FUERA DEL ALCANCE DE LOS
NIÑOS Y LAS MASCOTAS.

8. En la caja de un televisor Wauta TV340:
– ANTES DE MIRAR UN PROGRAMA ENCIENDA EL TELEVISOR

9. En una tira de luces de Navidad fabricadas en China:
– SÓLO PARA USAR EN EL INTERIOR O EN EL EXTERIOR.

10. En un paquete de frutos secos de American Airlines:
– INSTRUCCIONES: ABRIR EL PAQUETE, COMER LOS FRUTOS SECOS.

11. En una sierra eléctrica sueca:
– NO INTENTE DETENER LA SIERRA CON LAS MANOS O LAS PIERNAS.

12. En un secador de pelo de Sears:
– NO USAR MIENTRAS SE DUERME

13. En una bolsa de Fritos:
– ¡PUEDES RESULTAR GANADOR! ¡NO SE REQUIERE NINGUNA COMPRA! ¡BUSCA EN EL INTERIOR!

14. En un hotel que da un gorro para la ducha en una caja:
– VALE PARA UNA CABEZA

15. En las pastillas para dormir de Nytol:
– ADVERTENCIA: PUEDE PRODUCIR SOMNOLENCIA

16. En el pudding de Marks & Spencer:
– ATENCIÓN: EL PRODUCTO ESTARÁ CALIENTE DESPUÉS DE CALENTARLO
17. En los cacahuetes de Sainsbury:
– AVISO: CONTIENE CACAHUETES

18. En un disfraz de Supermán para niños:
– EL LLEVAR ESTE DISFRAZ NO LE PROPORCIONA LA CAPACIDAD DE VOLAR

La tableta se va de viaje

image

Llevo tiempo leyendo que las tabletas van a sustituir a los PCs. Me he traído de viaje la única tableta del mercado que es realmente cómoda de llevar, una Samsung Galaxy Tab. Si alguien cree que el iPad es pequeño y manejable necesita urgentemente renovar su portátil por uno de última generación. No creo que el Macbook Air ocupe mucho más espacio y a cambio ofrece una solución completa no sólo de lectura, sino también de creación de documentos.

Pero a lo que iba, que me he traido la Galaxy y me he propuesto escribir un post en el blog para ver si de verdad es viable que las tabletas sustituyan a los portátiles. Mi primera impresión tras este párrafo y medio es que se acaban de ir por el retrete años de práctica escribiendo con un teclado mientras miro la pantalla. Estoy de vuelta al parvulario informático mirándome el dedo índice mientra aporreo la pantalla y, cuando de vez en cuando levanto la vista, los resultados son desastrosos. Tardo más en editar los errores que en borrar la frase y volver a escribirla.

Pero también tiene alguna ventaja esto de postear con la tableta. Por ejemplo, si se me olvida decir dónde estoy, la función de geolocalización añadirá de manera automática mis coordenadas a esta entrada, de manera que se acabó el decir que he estado en Londres reunido cuando vengo de la playa. Por cierto, si Gerona es Girona y San Sebastián es Donostia, ¿Por qué a nadie le chirría que haya escrito Londres y no London? Somos idiotas por permitir lo ilógico. ¿Ya no se estudian los silogismos en el colegio? No se para qué hago preguntas cuya respuestas no son de mi agrado…

Me vuelvo a ir por los cerros de Úbeda. No veas lo que me ha costado descubrir como se escribe la “u” mayúscula con tilde! Cualquiera diría que estos de Google se han creído la leyenda urbana que dice que las mayúsculas no se acentúan.

En fin, para ser un experimento este post ya me ha llevado demasiado tiempo y ya he sacado en claro que la única forma de escribir comodamente, de momento, sigue siendo nuestro amigo el teclado físico Qwerty.

En definitiva, la tableta es muy útil para leer el correo, navegar por la web, hacer alguna foto y pasar el rato jugando a algo o viendo una película, pero ne creo que esté llamada, al menos en su estado actual y a corto plazo, a sustituir a un PC portátil.

Democracia Real Ya!

Me uno al eslogan. Yo también quiero una democracia real. Una en la que las reglas del juego sean las mismas para todos. Una en la que las campañas electorales estén reguladas y nadie pueda saltarse sus normas. Una en la que se respete la jornada de reflexión y se sigan las resoluciones de cualquier junta electoral, que para eso están. Todo apunta a que nos encontramos ante las segundas elecciones manipuladas de la breve historia de nuestra democracia.

Ya puestos, quiero también una democracia en la que los vagos que no cumplan con sus obligaciones, no tengan derechos. Si, los vagos. Porque nadie me negará que los que se quejan de que no tienen trabajo vistiendo con unos pantalones cagaos, el pelo lleno de mierda (creo que el término correcto es “Rastas” o algo así), la cara llena de clips, alfileres y otros zarcillos metálicos y la ropa hecha jirones, son en realidad una pandilla de vagos cutres que es imposible que encuentre trabajo ya no en España, sino en cualquier otro sitio. Habría que ser un demente para contratar a gente así en la empresa que uno ha tardado años en consolidar. Caso aparte el empleo público… Quizás por eso cada vez hay más.

Se trata de una generación perdida. Perdida en todos los aspectos. No sabe escribir. No sabe expresarse. No sabe comportarse. No sabe de España, pero tampoco sabe del extranjero mucho más de lo que puede ver en sus viajes low-cost de fin de semana a ciudades de Europa en las que no les llega el presupuesto para comer decentemente ni para moverse con soltura. Ni siquiera sabe lo que reivindica. ¿Alguien puede decirme qué quiere exactamente este grupo de personas? Están ahí porque mola ser antisistema, pero ni saben qué es el movimiento antisistema ni tan siquiera intuyen contra qué sistema va dirigido. Están ahí porque las quedadas “molan mazo”. Porque si se gastan su dinero en cerveza y porros ya vendrán los de siempre a traerles mantas y comida gratis, que es lo que realmente necesitan (aunque tampoco lo sepan) para pasar la noche al aire libre.

Dicen que son la generación NiNi, Ni trabaja Ni estudia. En todo caso son la generación Ni^n (Ni elevado a n), donde n es todo lo que uno pueda imaginarse y más. Ni trabaja, ni estudia, ni se ducha, ni se forma, ni aprende, ni investiga, ni tiene  inquietudes, ni tiene educación, ni lee, ni escucha, ni sabe de nada… Ni está Ni se la espera.

Esta pandilla de necios manejable al antojo de los de siempre es el resultado de años de trabajo de la izquierda (izmierda que dirían algunos…) destruyendo los valores, la educación y la normas que tantos años costó construir. Es el resultado de dedicar nuestros recursos a sacar a relucir la guerra civil en lugar de invertirlos en educación e I+D. Es el resultado de malgastar fondos públicos en sandeces como el ministerio de igualdad en lugar de fomentar el autoempleo o la formación. Es el resultado que obtenemos a medio plazo, en definitiva, de unas políticas sociales erróneas donde priman la subvención y el empleo público en detrimento del premio al esfuerzo, la superación y el coraje.

Mi generación venía apretando el acelerador y empujando con ímpetu a los que ya estaban, comiéndose el mundo. Pero si mi generación mira por el espejo retrovisor buscando a ésta sólo ve un enorme vacío porque el mundo se los ha comido. Esta generación da asco, y no sólo estéticamente.